L'hortet Empordanès

Proyecto de Branding y Packaging

En un rincón del Empordà …

 

El huerto ampurdanés es una pequeña empresa donde trabajan la agricultura de proximidad, Km cero, producción integrada, donde el contacto con el cliente es muy cercano y el producto de calidad, de la zona y sin pesticidas. En un inicio venderán los productos a restaurantes, pero en poco tiempo quieren ofrecer su producto a particulares distribuyendo semanalmente cajas a domicilio. También quieren ofrecer al cliente la posibilidad de recolectar él mismo el producto y poder hacer degustaciones, calçotades, etc. en su campo de cultivo. Un posterior paso será crear una tienda física donde vender su producto y ofrecer su filosofía de alimentación y cultivo.

El proceso conceptual

En el momento de crear el lisotipo teníamos muy claro que el factor territorio y localización era muy importante. Nuestro producto viene de la tierra, y el lugar donde se cultiva importa (y mucho). El icono de localización nos transmite la mayoría de conceptos que queremos destacar a nuestra marca como el servicio a domicilio, km-0, Empordà, etc. y por añadir los otros valores y dotarlo de personalidad hemos transformado el icono en una hoja y la hemos dividido en bancales de cultivo. Hemos dado mucha importancia al símbolo dentro del logotipo, ya que en los soportes digitales, el isotipo será el elemento que más nos representará y debe tener un buen reconocimiento.

La implementación en el diseño

El reto era transmitir todos los conceptos que tienen que construir nuestra marca y os indicamos cómo lo hemos conseguido. El nombre que forma el logotipo nos describe valores muy importantes. «El huerto» nos aporta ecología, tierra y amabilidad y «ampurdanés» sin duda nos describe producto de calidad y de proximidad. Un logotipo limpio y no demasiado sofisticado nos connota la proximidad, un producto accesible y una relación cercana y amable. Utilizar una grafía más moderna que clásica nos ayuda también a connotar que estamos en la vanguardia, evolucionamos y nos adaptamos a las nuevas tecnologías. El isotipo nos aporta los conceptos de localización como el Km-0, producto de aquí y servicio a domicilio. También nos funcionará muy bien cuando entramos a la fase del punto de venta físico. Ser cuidadosos en nuestros soportes comunicativos y en el packaging que utilizaremos para la entrega de nuestros productos nos añadirá la profesionalidad y la confianza.